Gimnasio caro y… comunista || Ulog #1

Me gusta hacer las cosas con lo necesario, para no desperdiciar, la sala de pesas y musculación –gimnasio– al que asisto es prueba de ello. No es muy amplia, no hay nadie supervisando los entrenamientos, no tiene la mejor música ni las más modernas máquinas, incluso tiene años sin ser pintando, sin embargo, tiene el equipamiento necesario y, además, era el más barato en mi zona.

 

Era tan barato, que le llegue a decir al dueño un par de veces que subiera un poco el precio, porque me parecía demasiado poco –como para comprar 4 huevos en un mes–. Y digo era, porque luego de que el bigotudo anunciara las «nuevas» medidas, hubo un ajuste en la tarifa, no del 100%, no del 2000%, sino del 5000%.

Cuando llegué y vi ese precio, solo pensé

Bueno Julio, a disfrutar las últimas semanas, luego será en el parque, ahora 1 STEEM no me alcanza ni para el gimnasio, ya que si este es el precio de aquí, no me imagino los demás.

Así que fui a lo mío, el entrenamiento comenzó muy bien, hasta que a la mitad escuche a alguien decir:

Los patrones tienen que pagarte si o si, de lo contrario los denuncian y que les quiten la empresa, para que no estén haciendo dinero a nuestras costillas.

Quien dijo eso, resultó ser un obrero que hace poco tiempo se quejaba de no conseguir trabajo, por tanto, automáticamente, como un reflejo, dije:

Si ellos no tienen empresas, ¿Dónde trabajarás? ¿Cómo alimentarás a tu familia? ¿Dónde encontrarás los productos que él produce?

Me miró y dijo algo como:

Bueno, de todas formas, no podemos estar peor

¿Podemos estar peor? No lo sé, creo que esa pregunta se está haciendo desde el 2002 y, todo parece ser cada vez peor, sin embargo, la pregunta sigue y todos parecen temer a la respuesta: si, podemos estar peor.

 

Source.

Pero bueno, entre series y repeticiones, siguió la conversación, no pude dejar de sorprenderme, en como varias personas creían que el petro existe, que van a ganar 30$, entre otras cosas, es decir, ¿Acaso es necesario argumentar en contra de eso? ¿No son las mismas estrategias que han aplicado por años? ¿No se ha demostrado una y otra vez que no se puede confiar en el gobierno-estado?

Parece ser que estas preguntas no eran importantes, sino a que precio iba a estar la harina ahora que el gobierno si la iba a regular, me volví a meter en la conversación –no lo pude evitar–, está vez argumenté.

¿Con qué derecho el gobierno le impone precios a un comerciante? ¿Acaso los productos no son de su propiedad?

A lo que alguien que se identifico como policía me responde:

Si un vendedor tiene el derecho de vender como él quiere, entonces yo tengo derecho a quitarle la mercancía porque yo quiero.

En ese momento deje la conversación, no por miedo al policía, ni porque habían arruinado mi costoso entrenamiento, sino porque me sentía estúpido. Esas personas no pensaban, solo sentían, sino piensan; no existen, por tanto, estaba hablando con la pared, lo cual es –sin duda– una pérdida de tiempo.

Aunque en realidad, no sé porque me sorprendí, a veces siento que vivo solo en la ciudad, ¿Acaso hay alguien que piense aquí? ¿Hay alguien que sepa que emprender y hacer dinero no es inmoral? ¿Hay alguien más que intente ser un egoísta racional? Egoísta con ética, libre, sin sacrificar a nadie ni sacrificarse por nadie.

 

Source.

No lo sé, creo que no, así que para estar un poco más tranquilo llegué a youtube y vi un par de vídeos de John Stossel, para recordarme que los únicos tontos no están en Hispanoamérica.

PD: No sé mucho de estos Ulogs, si tienen algún consejo/sugerencia, bienvenidos.

Saludos