¿No has leído a Agatha Christie?

Si quieres leer un libro ligero y accesible, pero interesante y emocionante, no pararía de recomendarte a la autora británica Agatha Christie, prolífica escritora de novelas detectivescas y de misterio.

Sus escritos son perfectos para irlos leyendo en una cola, mientras estas en el bus o cuando esperas a alguien, es como ver una buena serie o película, pero con las ventajas de estar tan inmerso como lo permite la lectura.

Y no es porque sean libros básicos o superfluos, todo lo contrario, la autora tenía el talento de sumergirte en increíbles historias con solo unas pocas páginas, creando interesantes personajes, intrigas de todo tipo y, crímenes que parecen no tener solución.

Es por eso que hoy, vamos a conocer un poco a la autora y su obra, además, te recomendaré unos libros excelentes para que te enamores de ella y su escritura, de manera que no tengas razones para no leer a la señora Christie.

 

La autora

Agatha fue una escritora del género policial, aunque también realizó novelas de amor y obras de teatro. Nació a finales del siglo XIX en una familia medianamente acomodada del Imperio Británico. Desde pequeña fue una ávida lectora, le gustaba estar aislada de los demás, sin embargo, no tenía problemas para relacionarse con otros.

Su familia era cristiana solo de nombre, ya que siempre estuvieron interesados en el espiritismo, además, en su juventud estuvo rodeada de «mujeres fuertes e independientes». Sus principios como escritora no tuvieron mucho éxito, sus obras eran rechazadas por los editores.

Se casó y sirvió como enfermera durante la Primera Guerra, lo cual le brindó experiencias para redactar sus primeras obras exitosas. Se divorció luego de unos años, lo cual la afectó mucho, sin embargo, fue durante esos años que tuvo más éxito.

Se volvió a casar y, junto con las experiencias arqueológicas de su marido, escribió nuevas novelas inspiradas en los ambientes orientales que visitaba. Disfrutó del éxito y el reconocimiento mundial, amasó fortuna, incursionó en obras de teatro y murió en 1976.

 

Obras selectas

Muchas de sus obras han sido adaptadas al cine, televisión y teatro, incluso han inspirado a otros creadores –La reunión del diablo–. Gran parte de estas suelen tener cierta estructura base, sin tener que ser un cliché o repetitivas. Además, la autora creó dos personajes característicos que podemos encontrar en gran parte de su obra.

Estos son Hércules Poirot y Jane Marple, el primero, un experimentado exdetective belga y, la segunda –mi favorita–, una señora entrada en edad que conoce muy bien la naturaleza humana, con una amplia experiencia que le permite hacer analogías con cualquier situación.

A pesar de no haber leído sus 66 obras de misterio, conozco gran parte de estas, es por eso que te recomendaré las que más me han gustado –sin ningún spoiler claro–.

 

Diez negritos

No la escojo por su popularidad o porque sea un súper éxito en ventas, sino por su calidad. Fue el primer libro que leí de esta autora y, aún no puedo olvidar lo excitado que estaban mis sentidos durante toda la lectura.

Recuerdo haber comenzado a leer temprano en la mañana, no me pude detener hasta entrada la tarde, fascinado con la increíble historia de diez personas encerradas en una mansión emplazada en una pequeña isla. Sin duda, es una obra que hay que leer.

 

Muerte en la vicaría

Fue aquí donde conocí a la Miss Marple, una señora ingeniosa con la que me suelo reír mucho, me recuerda a un personaje totalmente distinto de una obra completamente diferente: Tyrion Lannister, si has visto Game of Thrones, sabes de lo que hablo.

Me suelo identificar con Jane debido a su sinceridad y franqueza, aunque ella tiene mucho más tacto y sutileza claro. En esta obra conocerás a los habitantes del tranquilo pueblo de St Mary Mead, donde pasa lo inimaginable: un asesinato, el cual es resuelto gracias a la suspicacia de Miss Marple.

 

Cita con la muerte

Quede totalmente complacido con el final de esta historia, es lo que se consideraría: justicia poética. En este caso el crimen es resuelto por el famoso Hércules Poirot, quien se encontraba de vacaciones en oriente y, casualmente, concuerda en el mismo viaje con los asesinos.

Estas son mis obras favoritas de la autora, las disfruté cuando las leí y, las puedo disfrutar ahora, he leído otras más como: Cianuro espumoso, Asesinato en el Orient Express o El tren de las 4.50 y puedo asegurar que todas son excelentes.

Como dije al principio, lo mejor de estas obras es que son ligeras, es decir, las puedes leer cuando carezcas de energía o concentración, además, no son muy largas y las puedes terminar en par de días o en unas horas, en el caso de que le dediques más tiempo.

Espero que, si no has leído estos libros, lo hagas inmediatamente, no te arrepentirás y, si ya lo hiciste, espero que hayas disfrutado leyendo esta reseña.

 

Saludos.